Nuevo planeta retrógrado

12 de agosto de 2009

Thumbnail preview

NASA/ Hubble

Un equipo de científicos encontró un nuevo planeta que orbita a su estrella anfitriona para el lado equivocado, cumpliendo lo que se llama órbita retrógrada. El planeta, llamado WASP-17 y en órbita a una estrella que dista 1000 años luz, fue encontrado por el proyecto WASP del Reino Unido en colaboración con el Observatorio de Ginebra, Suiza. El descubrimiento, que arroja nueva luz acerca de cómo se forman y evolucionan los sistemas planetarios, ha sido presentado en un artículo a la revista Astrophysical Journal.

Dado que los planetas se forman de la misma nube de gas arremolinado que crea a la estrella, se espera que orbite en la misma dirección que gira la estrella. David Anderson, estudiante de postrado en la Universidad de Keele, y Amaury Triaud, del Observatorio de Ginebra, se sorprendieron al encontrar que WASP-17 está en órbita alrededor de la forma equivocada, por lo que es el primer planeta conocido por tener una órbita retrógrada. La probable explicación es que WASP-17 participó en una cuasi colisión con otro planeta a comienzos de su historia.

WASP-17 parece haber sido víctima de un juego de billar planetario, lanzado en su órbita por un inusual encuentro con un planeta “hermano mayor”.  El profesor Coel Hellier, de la Universidad de Keele, comentó: “Shakespeare dice que los dos planetas no pueden ocupar la misma órbita, tanto como dos reyes no pueden regir a  Inglaterra; WASP-17 muestra que tenía razón”.

David Anderson agregó que “los sistemas planetarios recientemente formados  pueden ser lugares violentos. La propia Luna se cree que se ha creado cuando un planeta del tamaño de Marte colisionó con la recientemente formada Tierra y lanzó una nube de escombros que se convirtieron en la Luna. Una cuasi colisión durante la primera y violenta etapa de este sistema planetario podría haber causado una onda gravitatoria, mandando a WASP-17 hacia atrás en su órbita”.

La primera señal de que WASP-17 era inusual fue su gran tamaño. Aunque es sólo la mitad de la masa de Júpiter, está inflado a casi el doble de su tamaño, por lo que es el mayor planeta conocido.

Los astrónomos, desde hace mucho tiempo, se preguntaron por qué algunos planetas extrasolares son mucho mayores de lo esperado, y WASP-17 apunta a la explicación. Enviado a una órbita retrógrada muy elíptica habría sido sometido a intensas mareas. La compresión y estriramiento por arte de las mareas habrían calentado el planeta gigante gaseoso a su actual tamaño, muy inflado. “Este planeta es tan denso como el poliestireno expandido, setenta veces menos denso que el planeta en que estamos parados”, señala el Prof. Hellier.

El profesor Keith Mason, Jefe Ejecutivo del Consejo de Servicios de Ciencia y Tecnología, que financió la investigación, dijo: “Ésta es un nuevo fascinante  hallazgo y otro triunfo para el equipo de WASP. No sólo han localizado estos remotos y misteriosos planetas, sino que también han revelado más información acerca de cómo se han formado y evolucionado los sistemas planetarios, como el propio Sistema Solar. El  equipo de WASP  ha demostrado, una vez más, por qué este proyecto es, actualmente, el de más éxito en el mundo entre los proyectos de búsqueda de exoplanetas en tránsito”.

WASP-17 es el 17 º nuevo exoplaneta (planeta fuera del Sistema Solar) encontrado por WASP (Búsqueda de Planetas de Gran Área), consorcio de universidades del Reino Unido. El equipo de WASP detectó el planeta usando una variedad de cámaras que vigilan a cientos de miles de estrellas, en busca de pequeñas disminuciones en su luz cuando un planeta transita por delante de ellas. El Observatorio de Ginebra, entonces, midió la masa de WASP-17, demostrando que tenía justamente la masa de un planeta. El conjunto de cámaras WASP-Sur, que condujo al descubrimiento de WASP-17, está hospedado en el Observatorio Astronómico de Sudáfrica.

Más información en:

http://www.scitech.ac.uk/

Tags: