MESSENGER consiguió crítica asistencia gravitacional de Mercurio para posterior inserción orbital

30 de septiembre de 2009

Thumbnail preview

NASA/ JHU - APL/ CIW

La nave espacial MESSENGER (Mercury Surface, Space Environment, Geochemistry, and Ranging), de la NASA, consiguió sobrevolar con éxito al planeta Mercurio, ganando la crítica asistencia gravitacional que le permitirá entrar en órbita a Mercurio, en 2011, y capturando imágenes del cinco por ciento de la superficie del planeta, nunca antes observada. Con más del 90% de la superficie del planeta ya fotografiada, el equipo científico de MESSENGER ha planeado una ambiciosa campaña de observación concebida para desentrañar los detalles adicionales de las características descubiertas durante los dos primeros sobrevuelos. Sin embargo, una pérdida de señal inesperada antes de la aproximación más cercana obstaculizó los planes.

Aproximadamente a las 21:55 TU del 29 de septiembre de 2009, la nave espacial pasó por Mercurio a una altura de 228 kilómetros, con una velocidad relativa de más de 20.000 kilómetros por hora, según las mediciones de residuos Doppler registradas en el momento de máxima aproximación. Cuando la nave se acercó al planeta, la cámara gran angular de MESSENGER captó varias imágenes de Mercurio.

“Este tercer y último sobrevuelo fue la última oportunidad de MESSENGER para utilizar la gravedad de Mercurio para satisfacer las demandas de la trayectoria de crucero sin necesidad de utilizar el suministro de combustible limitado a bordo de la sonda “, dice Eric Finnegan, Ingeniero de Sistemas de la misión MESSENGER, del Laboratorio de Física Aplicada (APL) de la Universidad Johns Hopkins, en Laurel, Maryland.

Una parte del complicado encuentro fue ejecutada en eclipse, cuando la nave está en la sombra de Mercurio y, con la energía solar ausente, tuvo que actuar con sus baterías internas durante 18 minutos. Diez minutos después de entrar en eclipse y cuatro minutos antes del punto de máxima aproximación, la señal portadora de la nave se perdió, antes de lo esperado.

Según Finnegan, la nave espacial, de forma autónoma, realizó la transición a un modo operativo de seguridad, que detiene la ejecución de la carga de comandos y “pone los instrumentos a salvo”, manteniendo al mismo tiempo el conocimiento de su estado de funcionamiento y preserva los datos en una grabadora de estado sólido.

“Creemos que este modo de transición fue iniciado por una falla de configuración inesperada en el sistema de alimentación a bordo durante eclipse”, dice Finnegan. MESSENGER fue devuelta al modo de funcionamiento normal a las 4:30 TU del 30 de septiembre de 2009 con todos los sistemas notificando operaciones normales. Todos los datos almacenados a bordo fueron devueltos a la Tierra por la mañana y están siendo analizados para confirmar la secuencia completa de eventos.

“Aunque los acontecimientos no transcurrieron como estaba previsto, el objetivo principal de este sobrevuelo, la asistencia gravitatoria, parece ser un éxito completo”, añade Finnegan. “Además, todas las secuencias de de observación han sido capturadas, completando la zona adicional de un terreno inexplorado y explorando más a fondo la exosfera de Mercurio”.

Más información en:

http://messenger.jhuapl.edu/

Entradas Relacionadas:

Etiquetas: , , ,