Refinan la trayectoria del asteroide Apophis

7 de octubre de 2009

Thumbnail preview

UH/ IA

Usando información actualizada, científicos de la NASA recalcularon la trayectoria de un gran asteroide. La trayectoria refinada indica una probabilidad significativamente reducida de un encuentro peligroso con la Tierra, en 2036.

El asteroide Apophis es del tamaño de dos canchas de fútbol y media, aproximadamente. Los nuevos datos fueron obtenidos por los científicos especializados en objetos que se aproximan a la Tierra (NEOs) Steve Chesley y Paul Chodas, del Laboratorio de Propulsión a Reacción, JPL, de la NASA, en Pasadena, California. Ellos presentan sus hallazgos actualizados en la 41a Reunión Anual de la División Ciencias Planetarias de la Sociedad Astronómica Americana (AAS), en Fajardo, Puerto Rico, el 8 de octubre de 2009.

“Apophis es uno de aquellos objetos celestes que capturó el interés del público desde que se lo descubriera, en 2004″, dice Chesley. “Las técnicas computacionales actualizadas y los nuevos datos disponibles indican que la probabilidad para Apophis de encontrarse con la Tierra el 13 de abril de 2036, ha caído de una en 45.000 a alrededor de cuatro en un-millón”.

La mayoría de los datos que permitieron la actualización de la órbita de Apophis provienen de observaciones realizadas por Dave Tholen y colaboradores del Instituto de Astronomía de la Universidad de Hawai, de Manoa. Tholen estudió minuciosamente cientos de imágenes inéditas del cielo nocturno realizadas con el telescopio de 2,2 metros de la Universidad de Hawai, situado cerca de la cima del Mauna Kea.

Tholen realizó mejores mediciones de la posición de las imágenes del asteroide que le permite ofrecer a Chesley y a Chodas nuevos conjuntos de datos más precisos que las medidas anteriores para Apophis. Las mediciones del telescopio Bok de 2,3 metros del Observatorio Steward, en Kitt Peak, Arizona y del Observatorio de Arecibo, en la isla de Puerto Rico, también se utilizaron en los cálculos de Chesley.

La información proporcionó una visión más precisa de la órbita de Apophis para la última parte de este siglo. Entre los resultados hay otro encuentro cercano del asteroide con la Tierra, en 2068, con una posibilidad de impacto actualmente evaluada en aproximadamente tres en un millón. Como en las estimaciones orbitales anteriores respecto al riesgo de impacto con la Tierra en 2029 y 2036 que inicialmente no se podía descartar debido a la necesidad de datos adicionales, se espera que el encuentro de 2068 vea reducida su probabilidad al obtener más datos.

Inicialmente, se pensaba que Apophis tenía un 2,7 por ciento de probabilidades de impactar la Tierra en 2029. Las observaciones adicionales del asteroide descartaron cualquier posibilidad de un impacto en el 2029. Sin embargo, se espera un acercamiento récord del asteroide  - aunque inofensivo – a la Tierra el viernes 13 de abril de 2029, cuando pase a no menos de 29.450 kilómetros de la superficie de la Tierra.

“La determinación orbital refinada refuerza aún más la idea que Apophis es un asteroide que podemos ver como una oportunidad emocionante para la ciencia y no algo que se debe temer”, dijo Don Yeomans, director de la Oficina del Programa de Observación de Objetos que se Aproximan a la Tierra, en el JPL. “El público puede acompañarnos a medida que continuamos estudiando Apofis y otros objetos cercanos a la Tierra visitándonos en nuestro sitio Web y AsteroidWatch o acompañarnos en Twitter.

La ciencia de la predicción de las órbitas de asteroides se basa en un modelo físico del Sistema Solar que incluye la influencia gravitatoria del Sol, la Luna, otros planetas y los tres asteroides más grandes.

La NASA detecta y rastrea los asteroides y cometas que pasan cerca de la Tierra usando tanto telescopios espaciales como en el suelo. El Programa de Observación de Objetos que se Aproximan a la Tierra, comúnmente llamado “Spaceguard” (Guardia Espacial), descubre estos objetos, caracterizando a un subconjunto de ellos y trazando sus órbitas para determinar si alguno podría ser potencialmente peligroso para nuestro planeta.

Más información en:

http://www.jpl.nasa.gov/

Entradas Relacionadas:

Etiquetas: ,