Un estudio de las primeras imágenes de alta resolución de (2) Palas confirma que es un protoplaneta

9 de octubre de 2009

Thumbnail preview

Science/AAAS

Britney E. Schmidt, una estudiante de doctorado del Departamento de Ciencias de la Tierra y el Espacio de la Universidad de California, Los Angeles (UCLA),  no estaba segura de lo que recogía de las imágenes del asteroide (2) Palas, tomadas por el telescopio espacial Hubble. Pero, lo que ella esperaba clarificar, al menos, era la picante pregunta de si el segundo mayor asteroide, (2) Palas, está realmente en esa área gris entre un asteroide y un pequeño planeta.

La respuesta, que ella encontró, fue sí. Palas, como sus asteroides hermanos (1) Ceres y (4) Vesta, es esa cosa rara: un protoplaneta intacto.

“Fue increíblemente emocionante tener esta nueva perspectiva sobre un objeto que es realmente interesante y no había sido observado por el Hubble en alta resolución”, dijo Schmidt sobre las primeras imágenes en alta resolución de Pallas, el cual se cree que ha estado intacto desde su formación, probablemente algunos millones de años luego del nacimiento del Sistema Solar.

“Estamos tratando de entender no sólo el objeto, sino también cómo se formó el Sistema Solar”, dijo Schmidt. “Pensamos en estos grandes asteroides no sólo como bloques constructivos de planetas sino también como la ocasión de observar la formación de un planeta congelada en el tiempo”.

El estudio aparece en la edición del 9 de octubre de 2009 en la revista Science.

“Tener la chance de usar el Hubble y ver aquellas imágenes volver y entender automáticamente que esto podría cambiar lo que sabemos acerca de este objeto, fue increíblemente emocionante para mí”, dijo Schmidt.

Palas, el cual recibió el nombre de la diosa griega de la sabiduría, Palas Atenea, está situado en el cinturón principal de asteroides, entre las órbitas de Júpiter y Marte. Schmidt lo comparó en tamaño con Arizona, su estado natal. El cuerpo masivo es único, dijo ella, en particular porque “su órbita es tan diferente de la de los otros asteroides. Está sumamente inclinada”.

El telescopio Hubble ha tratado antes de tomar fotografías del cuerpo de forma circular  pero aparecía pequeño. Así, cuando el telescopio espacial tomó imágenes en septiembre de 2007, Schmidt y sus colegas tenían varios objetivos.

“Esperábamos aprender acerca de Palas en sí: cómo es su forma, cómo es su superficie, si tiene grandes cráteres de impacto, si tiene una topografía significativa”, dijo.

Con las imágenes del Hubble, Schmidt y sus colegas fueron capaces de realizar nuevas mediciones del tamaño y la forma de Palas. También consiguieron ver que su superficie tenía áreas de oscuridad y luz, indicando que el cuerpo, rico en agua, podría haber sufrido un cambio interno, al igual que los planetas.

Encontraron que Palas no era sólo una gran roca hecha de silicato hidratado y hielo.

“Eso es lo que lo hace más parecido a un planeta: la variación de color y la forma circular son muy importantes para tener un mayor entendimiento de si es éste un objeto dinámico o si ha sido exactamente el mismo desde su formación”. dijo Schmidt. “Pensamos que probablemente sea un objeto dinámico”.

Schmidt y sus colegas también vieron, por primera vez, un sitio de gran impacto en Palas. Ellos fueron incapaces de determinar si era un cráter, pero la depresión sugirió algo más importante: que podría haber producido la pequeña familia de asteroides de Pallas que orbita en el espacio.

“Esto es interesante, porque hay muy pocos asteroides grandes intactos”, dijo Schmidt. “Fueron probablemente muchos más. La mayoría han sido  completamente partidos. Ésta es una interesante ocasión de mirar prácticamente dentro del objeto, por debajo de su superficie. Esto está ayudando a descifrar uno de los más grandes enigmas acerca de Palas: por qué tiene esa familia.

“Cuando la gente piensa en asteroides, piensa en Star Wars o en pequeñas rocas flotando en el espacio”, dijo Schmidt. “Sin embargo, algunos de ellos han sido en realidad físicamente dinámicos. Alrededor de 5 millones de años después de la formación del Sistema Solar, Palas probablemente se estaba convirtiendo en algo interesante”.

Son coautores, junto a Schmidt. Peter C. Thomas, investigador de la Universidad Cornell; James Bauer, investigador del Laboratorio de Propulsión a Reacción, de la NASA; J.Y. Li, estudiante de posdoctorado de la Universidad de Maryland; el asesor de doctorado de Schmidt y profesor de UCLA de geofísica y física espacial, Christopher T. Russell; Andrew Rivkin, investigador de la Universidad Johns Hopkins; Joel William Parker, investigador del Instituto de Investigación del Sudoeste (SWRI), en Boulder, Colorado; Lucy McFadden, miembro de la Universidad de Maryland; S. Alan Stern del SWRI; Max Mutchler, investigador del Instituto Científico del Telescopio Espacial (STScI); y Chris Radcliffe, artista digital de Santa Monica.

Más información en:

http://www.newsroom.ucla.edu/

Entradas Relacionadas:

Etiquetas: ,