Astrónomos exploran el “último espacio en blanco” sobre el mapa del Universo

29 de Octubre de 2009

Thumbnail preview

A. J. Levan

A 13 mil millones de años luz de distancia, GRB 090423, establece un nuevo record para la mayor distancia conocida de un objeto en el Universo. El objeto más distante ya descubierto está descrito en la edición de esta semana de la revista científica Science.

Dos equipos internacionales de astrónomos reportan sus observaciones de una explosión de rayos gamma desde una estrella que murió cuando el Universo tenía 640 millones, o menos del 5% de su edad actual.

Apodado GRB 090423, el rompe records es un ejemplo de las más brillantes y violentas explosiones conocidas. Se piensa que la explosión acompaña la catastrófica muerte de una estrella muy masiva en el final de su vida, y es provocada por el centro de una estrella colapsando hasta formar un agujero negro.

“Esta observación nos permite comenzar a explorar el último espacio en blanco sobre nuestro mapa del Universo”, dijo el profesor Nial Tanvir de la Universidad de Leicester, quien lideró uno de los equipos.

Aunque la explosión de rayos gamma en sí ocurrió cerca de 630 millones luego del Big Bang, está tan lejos (cerca de 13.100 millones de años luz) que la luz de la explosión arribó a la Tierra recién en abril de este año. “Es tremendamente excitante estar mirando hacia atrás en el tiempo hasta una era en que las primeras estrellas se estaban encendiendo”, comentó el Dr. Andrew Levan de la Universidad de Warwick, también integrante del equipo.

Mucha de la luz era en la forma de radiación de rayos gamma de muy alta energía, la cual fue detectada por el satélite de la NASA, llamado Swift. Siguiendo los avisos automáticos de Swift, varios de los más grandes telescopios del mundo giraron hacia la región del cielo en los minutos y horas siguientes y localizaron el débil y desvaneciente resplandor de la GRB.  Análisis detallados revelaron que el resplandor fue visto sólo en luz infrarroja y no en la óptica normal. Éste fue el indicio que la explosión vino de una distancia muy grande.

Más allá de haber roto el record, la edad del objeto recientemente descubierto abre una ventana dentro de la era cosmológica que no ha sido previamente accesible a la observación. Se piensa que la “Edad Oscura” cósmica finalizó alrededor de 800 a 900 millones de años luego del Big Bang, cuando la luz de las estrellas y galaxias re-ionizaron el anteriormente neutro gas que impregnaba el Universo. A medida que se detectan más explosiones de rayos gamma en los tiempos tempranos, se hace posible trazar el progreso de esta re-ionización que condujo al medio intergaláctico que vemos ahora.

Las erupciones de rayos gamma son las explosiones más luminosas del Universo. Muchas ocurren cuando estrellas masivas agotan su combustible nuclear. A medida que los núcleos colapsan en un agujero negro o estrella de neutrones, chorros de gas -generados por procesos no completamente entendidos aún – atraviesan la estrella y explotan en el espacio. Allí, ellos encienden el gas previamente desprendido de la estrella y lo calientan, lo cual genera resplandores de corta vida en otras longitudes de onda.

El anterior poseedor del récord era una explosión con un corrimiento al rojo de 6.7, la cual se sitúa a 180 millones de años luz más cerca que GRB 090423.

Más información en:

http://www2.le.ac.uk/ebulletin/news/press-releases/2000-2009/2009/10/nparticle.2009-10-29.6077409360

Entradas Relacionadas:

Etiquetas: , ,