Encuentran una nueva estrella en la Osa Mayor

10 de diciembre de 2009

Thumbnail preview

Project 1640/AMNH & Digital Universe

El Proyecto 1640, un equipo de colaboración internacional que incluye astrofísicos del Instituto Tecnológico de California (Caltech), del Laboratorio de Propulsión a Reacción JPL, de la NASA, del Museo Americano de Historia Natural y del Instituto de Astronomía de la Universidad de Cambridge, ha descubierto una estrella previamente desconocida orbitando una de las estrellas de la Osa Mayor. El grupo encontró que Alcor, una de las estrellas que hace la curva en el “mango” de la Osa Mayor, es orbitada por una pequeña enana roja, ahora conocida como Alcor B. El descubrimiento fue realizado utilizando una técnica innovadora llamada “movimiento paraláctico común”.

La Osa Mayor se ha hecho más rica sólo por una estrella. Una nueva imagen del equipo del Proyecto 1640 de Ben Oppenheimer muestra que Alcor, una de las estrellas que hace la curva en el mango del cucharón, tiene una compañera. Ahora llamada Alcor B, la nueva estrella es una enana roja, débil y muy pequeña. Fue descubierta utilizando el coronógrafo del Proyecto 1640 que bloquea la luz de la estrella principal para ver objetos débiles cercanos.

Sin embargo, Oppenheimer y su equipo, incluyendo el estudiante graduado Neil Zimmerman, que fue el primer autor del artículo científico, han hecho más que encontrar una nueva estrella. Después de volver a observarla pasados alrededor de 100 días, fueron capaces de mostrar el movimiento orbital de cada estrella en torno a la otra mediante una técnica innovadora denominada “movimiento paraláctico común”.

“Utilizamos una nueva técnica para determinar que un objeto orbita alrededor de una estrella próxima, una técnica que es un gesto de homenaje a Galileo”, dice Oppenheimer. Galileo trató de utilizar el “movimiento paraláctico común” para demostrar, de acuerdo a la teoría de Copérnico, que la Tierra orbitaba el Sol, pero su equipamiento, lamentablemente, no era lo suficientemente preciso. La idea es que las estrellas cercanas se mueven en un movimiento anual repetible, simplemente porque el observador está en la Tierra y la Tierra está girando alrededor del Sol.

El Proyecto 1640 ha utilizado la idea para demostrar que ambas estrellas, Alcor A y B, se mueven juntas.

Más información en:

http://today.caltech.edu/

Entradas Relacionadas:

Etiquetas: