Venus está geológicamente vivo

8 de abril de 2010

Thumbnail preview

ESA/NASA/JPL

La sonda Venus Express de la ESA ha retornado la indicación más clara hasta el momento de que Venus está aún geológicamente activo. Se han identificado flujos de lava relativamente jóvenes mediante la radiación infrarroja emitida. El hallazgo sugiere que el planeta sigue siendo capaz de generar erupciones volcánicas.

Desde hace mucho tiempo nos hemos dado cuenta que simplemente no hay suficientes cráteres en Venus. Algo está manteniendo limpia la superficie del planeta. Este algo se cree que es la actividad volcánica, pero la cuestión es si esto sucede lenta o rápidamente. ¿Hay algún tipo de actividad volcánica cataclísmica que regenera la superficie de todo el planeta con lava, o son erupciones volcánicas menores gradualmente secuenciales? El nuevo estudio sugiere que es lo segundo.

“Ahora tenemos una prueba sólida justo en la superficie de erupciones recientes”, dice Sue Smrekar, científico del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en California.

Esta sólida prueba aparece en forma de diferencias composicionales comparadas con el paisaje que las rodea en tres regiones volcánicas. Los datos fueron recopilados por el Espectrómetro de Imagen Visible e Infrarroja Térmica (VIRTIS) a bordo de la nave Venus Express de la ESA, la cual ha estado orbitando el planeta desde abril de 2006.

VIRTIS registra el brillo de las rocas superficiales, proporcionando una estimación de la “emisividad”. En 2008, Jörn Helbert y Nils Müller, del Instituto de Investigación Planetaria del Centro Aeroespacial Alemán en Berlín y coautores de este nuevo trabajo, publicaron un mapa de la variación de la emisividad infrarroja en el hemisferio sur de Venus.

La Dra. Smrekar y sus colegas localizaron tres regiones que recordaban geológicamente a Hawai, bien conocida por su activo vulcanismo. Demostraron que las regiones de Venus tienen emisividades más altas que sus alrededores, indicando diferentes composiciones.

En la Tierra, los flujos de lava reaccionan rápidamente con el oxígeno y otros elementos de la atmósfera, cambiando su composición. En Venus, el proceso debería ser similar, aunque más intenso debido a la atmósfera más cálida y densa, principalmente de dióxido de carbono.

Los investigadores interpretan el hecho de que el flujo de lava parezca tener composiciones distintas de sus alrededores como una prueba de la falta de erosión superficial, indicando que los flujos surgieron hace relativamente poco tiempo. Estiman que los flujos son posiblemente tan recientes geológicamente hablando como 2 500 000 de años – y probablemente mucho menos, incluso posiblemente estén activos actualmente. “Éste es un resultado significativo”, dice Håkan Svedhem, Científico del Proyecto Venus Express de la ESA.

Aunque el escenario de regeneración de superficie gradual podría no ser el más espectacular, hace que Venus sea un poco más parecido a la Tierra.

“Hay algunos intrigantes modelos de cómo Venus podría haber quedado completamente cubierto por kilómetros de lava volcánica en un corto periodo de tiempo, pero requieren que el interior de Venus se comporte de forma muy distinta a la Tierra. Si el vulcanismo fuese más gradual, esto implicaría que el interior puede comportarse más como el de la Tierra, aunque sin tectónica de placas”, dice la Dra. Smrekar.

Más información en:

http://www.esa.int/

Entradas Relacionadas:

  • No se encontraron

Etiquetas: ,