El agujero negro supermasivo de la Vía Láctea podría estar pastoreando asteroides

8 de febrero de 2012

Thumbnail preview

X: NASA/ CXC/ MIT/ F. Baganoff et al.; Ilustraciones: NASA/ CXC/ M.Weiss

Un nuevo estudio sugiere que misteriosos destellos de rayos X capturados por el observatorio espacial Chandra, de la NASA, pueden ser asteroides cayendo al agujero negro gigante de la Vía Láctea. Estos destellos se han visto durante las observaciones periódicas durante varios años y ocurren una vez por día. De confirmarse, este resultado puede significar que hay una nube alrededor del agujero negro que contiene cientos de miles de millones de asteroides y cometas.

Esta imagen de Chandra muestra el centro de nuestra galaxia, la Vía Láctea, con un agujero negro supermasivo conocido como Sagittarius A* (Sgr A*, para abreviar) en el centro. Usando observaciones intermitentes durante varios años, Chandra ha detectado llamaradas de rayos X una vez al día, desde Sgr A*. Las erupciones también se han visto en los datos infrarrojos del telescopio VLT de ESO, en Chile.

Un nuevo estudio proporciona una posible explicación para las misteriosas erupciones. La sugerencia es que hay una nube en torno a Sgr A* que contiene cientos de miles de millones de asteroides y cometas, que han sido despojados de sus estrellas madre. El panel de la izquierda es una imagen que contiene casi un millón de segundos de observación de Chandra de la región alrededor del agujero negro. El color rojo representa rayos X de baja energía; el verde, los rayos X de energía media; y el azul, los de más alta energía.

Un asteroide sometido a un encuentro cercano con otro objeto, como una estrella o un planeta, pueden ser lanzado en una órbita rumbo a Sgr A*, como se ve en una serie de ilustraciones de artistas que comienzan con el panel superior derecho. Si el asteroide pasa dentro de unos 160 millones de kilómetros del agujero negro, aproximadamente la distancia entre la Tierra y el Sol, se rompe en pedazos por las fuerzas de marea del agujero negro (centro-derecha).

Estos fragmentos luego pueden evaporarse por la fricción a medida que pasan a través del gas caliente y delgado que fluye a Sgr A*, de forma similar a como un meteoro se calienta y brilla a medida que cae a través de la atmósfera terrestre. El destello se produce (parte inferior derecha del panel) y, finalmente, los restos del asteroide son tragados por el agujero negro.

Otra analogía con el Sistema Solar para este tipo de eventos ha sido reportada recientemente. Aproximadamente una vez cada tres días un cometa se destruye cuando vuela en la atmósfera caliente del Sol. Por lo tanto, a pesar de las diferencias significativas entre los dos ambientes, la tasa de destrucción de los cometas y asteroides del Sol y de Sgr A* pueden ser similares.

Observaciones de muy largo aliento de Sgr A* se realizarán con el Chandra, más adelante, en 2012, que darán información nueva y valiosa sobre la frecuencia y el brillo de los destellos y deberían ayudar a probar el modelo que aquí se propone para explicarlas. Este trabajo tiene el potencial para comprender la capacidad de formarse asteroides y planetas en el duro ambiente de Sgr A*.

Más información en:

http://www.chandra.harvard.edu/

Entradas Relacionadas:

Etiquetas: , , , , ,